‎"NO TOMES DECISIONES ESTANDO ENOJADO, NI HAGAS PROMESAS ESTANDO FELIZ"



Dibujare tu sonrisa junto a la mia




miércoles, 22 de junio de 2011

el camino


A VECES tenemos la oportunidad de ver cuanta gente nos acompaña en nuestra vida, y se encuentra a nuestro lado, sin necesidad de tomarnos la mano, sin pedirnos nada a cambio, solo caminando a nuestro costado.
Aunque muchas veces olvidemos que se encuentran,
y solo los veamos cuando son necesarios
Siempre estan
, con la mejor sonrisa y el abrazo tan necesario...

sábado, 18 de junio de 2011

obviamente no son mis mejores momentos.
dicen q lo q no te mata, te fortalece. ¿¿sera cierto?? o solo te hace mas frio, mas fuerte internamente, hace que las cosas que antes tanto te importaban pasen a significar nada, para que de esa forma no duela tanto ser derrotado y ser traicionado.

jueves, 16 de junio de 2011

el peor enemigo


muchas veces me pregunto ¿ que hacer cuando nos encontramos ante nuestro enemigo? quien no es nada menos q nosotros mismos. cuando nuestros miedos a nuevas experiencias, al cambio, a las nuevas puertas que nos abre la vida( siempre debiendo cerrar otras previamente) nos encarcelan en nuestra propia mente.
Cuando personas queridas, consideradas amigas por años, te tildan de falsa, de una mentira con patas, por el solo hecho de ser diferente, de no saber expresar tus propios problemas, por el hecho de no encontrarte vos misma.
Obviamente los cambios empiezan por dentro, pero que necesidad de largarte la mano en esos momentos?? que necesidad de querer que las personas sean iguales? no podemos cada uno dar nuestro cariño de formas totalmente diferente.
Mucho tiene que ver el miedo de cada uno, de no llegar a cumplir lo que el otro espera, pero desde mi experiencia poco tiene eso q ver con el cariño, y menos en la amistad.
Aqui viene mi punto de discusion, debo luchar por la amistad que creia tener, o bajar los brazos y buscar personas que realmente me valoren por lo que soy y no por lo q pretenden q sea( para mi bien o no).
SIENDO SINCEROS TODOS TENEMOS MIEDO AL CAMBIO, pero hasta donde nos podemos permitir sufrir por no animarnos a correr hacia adelante, a cambiar...