‎"NO TOMES DECISIONES ESTANDO ENOJADO, NI HAGAS PROMESAS ESTANDO FELIZ"



Dibujare tu sonrisa junto a la mia




martes, 1 de mayo de 2012

si seria mi color...

 Era una noche perfecta,  la pasión había dado lugar a la ternura, las caricias y el cariño se desplazaban por toda la habitación, eran dos en uno, un abrazo eterno lleno de amor. Todo sucedía como todas las otras noches anteriores, nada fuera de lo normal, hasta que ella las pronuncio.
Dijo en voz alta las palabras que venían resonando en su cabeza desde varios días atrás, se animo a soltar lo que su corazón dictaba, aun en contra de su razón.
- ¿que somos? ¿ que esperas de nosotros dos? por que para mi hoy somos todo pero desde el momento en  que me alejo de tu voz, nos convertimos en dos extraños, no somos mas que dos del montón. siento que somos dos tontos, no nos hablamos, no nos miramos, no nos lastimamos pero tampoco nos enamoramos.
- sabes que corazón? es mucho mas que complicado esto. no somos dos tontos, somos dos temerosos que no nos arriesgamos. Estamos jugando a ver quien es mas miedoso, quien pierde mas, quien aguanta mas sin demostrar. Creo que tenemos miedo de sentir, de amar y lastimarnos- le contesto él.
-Puedo asegurar que cada día te entiendo menos, te extraño cada vez mas y a la vez te quiero lejos, no soporto no pensar en vos, pero mi mente me mantiene lejos.No se que somos, no lo sabes tu tampoco, pero no te puedo alejar, aun no. y si nos arriesgamos juntos? y si jugamos a querernos? si algo sale mal, nos damos media vuelta y decimos adiós. O dime que quieres y juro que me marcho, no quiero ser una adicción, quiero ser tu necesidad. le dijo ella con los ojos llenos de lagrimas.
- Es que no me entiendes aun? es tanto lo que siento por ti, lo que creo sentir que temo lastimarte, se que posiblemente no sea tu hombre indicado, no sea lo que esperas del amor, de una relación, no puedo darte mucho mas que lo que esta a mi alcance, y quiero pensar que puedes conseguir algo mucho mejor. Pero ya eres hace mucho tiempo mi mayor adicción, mi necesidad inalcanzable, en quien pienso cuando hablo de amor.- y con un beso en sus labios llenos de lagrimas él sello el comienzo de un amor.