‎"NO TOMES DECISIONES ESTANDO ENOJADO, NI HAGAS PROMESAS ESTANDO FELIZ"



Dibujare tu sonrisa junto a la mia




lunes, 21 de abril de 2014

Enfermedad

He detectado una grave enfermedad entre mis versos,
parecen ser lo que en realidad nunca existio,
este incansable intento de convertir mis sentimientos en palabras,
en justas definiciones de lo que alguien vivio.
He dado por sentadas ideas irreales de mis fantasias,
sueños que como mariposas revolotean a mi alrededor,
que no quieren escapar, ni dejarse capturar.
Creo que debo automedicarme,
con un par de cuerpos, besos y caricias....
Este maldito sindrome del poeta
de querer convertir cada caricia en amor,
 cada abrazo en calor,
 cada amanecer en silencio.
Si, lo he descubierto,
 no es amor,
 es solo un producto de mi imaginación...
O quizas es un amor solitario,
 de esos indeseados que no se viven de a dos.


miércoles, 16 de abril de 2014

El poeta muerto

¿Puede el poeta convertir su corazón en piedra?
¿Acaso el dolor de unos cuantos viajes sin retorno,
pueden quitar los sentimientos de sus versos?
Es que entiende que el dolor hiela sus huesos
y que ya nada muere sin amor,
que se ha dado por vencido y
 que ya no busca las palabras correctas,
 que no intenta caminar descalzo
 ni sentir la humedad de la hierba.
Solo quiere no pensar,
no oír más que todos los demás,
dejar de ser esa herida que parece nunca cerrar.
Maldice el poeta el momento en que se creo,
su cabeza es ese mar de palabras y sentimientos
que gritan de sensibilidad,
lloran de amor
y ríen por la soledad.
Maldito corazón, ¿por que no has nacido de hierro?
¿o como una piedra te has hundido en el oceano?